domingo, 19 de agosto de 2012

Soltería ¿Regalo del diablo o castigo divino?

Hoy en día, con tanta mierda que hay ahí afuera, si de algo estoy contento es de tener novio, y a todos mi amigos así como a todas mis amigas que están casados(as)/encompinchados(as)/con novio(a) se los digo: ¡la cosa no está fácil! Sin pajas el carajo más depinga (sí, sí, todo pegado) d toda esta verga, con gran sentido del humor y personalidad (…) Por cierto (para) los enanos de menos de 1.70mts de alto, yo no soy quien hace el casting de Blancanieves… ¡Portentos como ese es lo que uno tiene que leer en las páginas de encuentros, punto de partida de la mayoría de los homosexuales masculinos de este país a la búsqueda de marido! Pero sería fácil dejarlo sólo en el cyberrebusque, la cosa está difícil desde todos los ángulos. Si se está pensando en tomar la delicada decisión de mandar a alguien al carrizo hay cualidades que se deben valorar por encima de muchos defectos, como las siguientes dos:

1.- Si el tipo es inteligente, valórelo: espero no desatar una avalancha de patriotismo en mi contra y espero estarme equivocando pero a veces me da la impresión (y así lo he expuesto en esta página varias veces) de que los venezolanos no sé por qué pero como que se han embrutecido y no estoy hablando de aquellos a quienes mis amigos del sureste llaman en el mejor de los casos “perraje” y en el peor “marginales” (que pues pueblo es pueblo en todos lados y no se puede esperar algo diferente), sino me refiero a aquellos a quienes mis amigos del sureste llaman “gente decente”. Tengo esto en mente como una clarividencia de subir y bajar al Ávila todos los fines de semana y escuchar las conversaciones de las personas "bien" que por esos senderos pululan; son sólo frases al aire las que logro captar y no precisamente por estar pelando la oreja sino porque aún no he encontrado la habilidad zen para abstraerme en mis propios pensamientos e ignorar mi entorno; por ejemplo “...y luego dicen que por qué los hombres no las respetan...”, por respuesta un “sí señor” y pienso ¡ah, la clase media venezolana presumiendo machismo y abusando de la palabra “respeto” y sus derivados! con unas connotaciones siempre oscuras y casi tan visto como las "recetas" con queso crema y el calificativo “exclusivo” para lo que sea, así como "excelente" (así como que no tengo nada inteligente que decir y entonces "excelente"). Aquí la clase media sigue repitiendo frases superadas como "todos los franceses huelen mal". Por poner otro ejemplo de exposición, con esto de las olimpiadas creo que a muchos nos tocó ver la televisión pública venezonala y descubrir con espanto al comentarista, que se supone debió ser agarrado de entre lo mejorcito, no sólo confundir la batalla de Waterloo con la de Trafalgar sino también decir que Poe fue un gran escritor inglés y que la tierra es el mejor planeta del mundo. Ese es un buen reflejo de lo palo a bajo que van nuestros profesionales e imagino que si usted tiene los normales prejuicios de clase media de entre profesionales querrá tirar a la hora de buscar sustituto a su actual pareja.

2.- Si el sexo funciona, idolátrelo: déjese de las pendejadas esas cursis y prejuicios confusos Disney (como el que la valentía deba ser lo primordial) de que lo más importante es el amor; es más fácil conseguir un marido guapo joven y con plata que un compañero con quien después de varios años el sexo continúe funcionando. He sido testigo de ver cómo personas que han tenido tigres en sus camas los han abandonado porque “es feo y me da pena mostraslo”, “merezco más, un tipo ya hecho, etc.” y ahora no son ni la mitad de felices. Las locas de hoy en día ni hacerse un buen lavado antes de follar saben. “Papito, hazme el amor” era lo que le decían constantemente a uno para “seducirlo” (por decirlo de alguna manera) a pesar de que lo suyo era que lo trataran como a una puta, le escupieran el culo y lo penetraran sin piedad. Frustrado quedaba, claro, y el otro bello papeadísimo pero ultrapasiva, y es que la cama es la cama, independientemente de cualquier cosa, y para eso la gente se "empata", si no miren lo poco que le duran las novias a Justin Timberlake, que podrá estar muy bueno pero se ve que es de talento limitado. Mi amigo se pudo haber quedado con su feito cumplidor pero no, quería un Ken a quien llevar de la mano por las discotecas y así le fue...

Luego sepan que dejar a su arrejunte “porque usted merece más” es un arma de doble filo. Por un lado, lo que ya he explicado antes: basta con pasearse por cualquier centro comercial para tener la impresión de que están regalando los esteroides y es que ahora eso parece ser lo más importante en la vida por encima de ser guapo, tener dinero, ser educado o tener buen gusto, empatándola con lo de no tener plumas, que también es un tema ¡Prepárese entonces a ir al gimnasio si está a la búsqueda de un pez más gordo! Por otro lado, estar en forma puede que tampoco sea bastante:

Una de las frases más comunes en la actualidad a la hora de descartar candidatos o candidatas (tanto como a la de desembarazarse de novios y novias) es la de “no me llenas”. Evidentemente, esto no dice nada, ni siquiera da pié a intentos de interpretación. En las salidas (de por sí complicado que las haya pues las locas quieren que uno las busque, les brinde, etc., etc., y así acumulan a millones de “amigos” sin camisa en Facebook que a su vez tienen a otros millones de “amigos” pero no saludan a ninguno cuando se los encuentran en línea) los prospectos se muestran irritables (la educación se perdió) por cualquier cosa e inmediatamente, con quien sea en la mesa del café que sea, a echar mano de sus teléfonos inteligentes haciendo uso de aplicaciones de rebusque o directamente cuadrando el “next” via PIN; luego desaparecer sin decir nada porque ya ni se explican los motivos ¿para qué si hay tanto de qué escoger? Ni siquiera se dan oportunidades. Como, por lógica, creo que las acciones del ser humano deben desencadenarse debido a algo, le planteé lo mismo a un sabio amigo que vive en París y su respuesta le dio sentido a todo: “Se trata de algo común en el mundo homosexual: el inconformismo. Siempre habrá alguien con el culo más grande, por ello es difícil conformarse”.


Mi espeluznante o maravillosa reflexión (una vez más): ¿Por qué conformarse con alguien si, por más bueno que esté, por mejor posicionado socialmente que esté, por más dinero que tenga, o por más culto que sea, siempre puede haber otro mejor? De esa manera juzgamos y somos juzgados y a pesar de que ahí afuera haya pura mierda, la gente parece ignorarlo. Hay demasiados gays en esta ciudad. Pensamiento positivo al respecto: buen mercado; pensamiento negativo: mucha competencia ¿Cómo ve usted el vaso, medio lleno o medio vacío? Ante lo expuesto yo lo veo medio vacío, así que entrar al mercado de los solteros es lo último que me provoca a mí en este momento y si usted se lo está pensando pues piénselo dos veces.

Hasta el próximo domingo

4 comentarios:

  1. Hay personas que aprenden esas lecciones demasiado tarde, me incluyo, aunque ya estoy claro y cambiando a tiempo :)

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar