domingo, 27 de mayo de 2012

Refrito: Modernidad para Amador


En un momento de mi vida, enfrentando el final de mi adolescencia y cansado del común denominador, me moría por entrar en los círculos del moderneo (hipsters o como quieran llamarle), especie de tribu urbana medio reciclada que se ha venido popularizando en su último pico desde el año 2006 y que hoy en día se encuentra en franca decadencia aunque, como todo, cuenta todavía con numerosos trasnochados que se aferran a ese clavo ardiendo. Notables son los nuevos seguidores del moderneo, que no entienden nada y se expresan en un punto medio, extraño y difícil de definir (se ponen los tubitos y los zapaticos de tela sin medias, pero entonces se peinan hacia arriba con gel efecto mojado en plan "pinchos"), como nuestros antepasados homínidos. 

 Foto tomada de "Desmotivateste", aunque la verdad no estoy muy de acuerdo con lo del dinero...

Las modernas/hipsters, en su momento, fueron jóvenes interesados por la moda, la música alternativa, cazadores de tendencias globales y usuarios pródigos de Internet. La última moda de la tendencia social caraqueña. Me entregué en cuerpo y alma a ser una moderna caraqueña de la gran familia de la modernidad y sin embargo ahora esa gente me resulta más pavosa que la Iglesia Oración Fuerte al Espíritu Santo.

La extrema superficialidad, las millones de fotos retocadas en las redes sociales, las pintas extravagantes pero todas muy similares entre sí y en su extravagancia, la adulación entre ellos, las salidas nocturnas de cada semana a los mismos sitios y en el mismo plan de pose, alcohol y drogas, con la misma música “alternativa”, si bien en un momento me parecieron interesantes ahora me aburren. A grandes rasgos todo muy vacío, gente que por lo general no se dedica a nada más que a ser moderna, entiéndase a copiar las tendencias que consideran correctas y absorber de ellas lo necesario y preestablecido por esa subcultura (y esto en todo sentido, hasta las películas “correctas”, con la Coppola de primera), que dentro de todo es un barniz de cultura en serie, por imitación y tan delgado como las alas de una mariposa, que esconde una escasísima cultura y personalidad, aunque las pretensiones sean las contrarias.

"¡Queremos ser diferentes y es por eso que todas nos vemos iguales y como sea!" parecen exclamar. Algunas que van a gastarse casi un quinto de un sueldo mínimo en un corte de cabello cuando ni sueldo mínimo ganan simplemente porque ese lugar en el que lo hacen está de moda y tienen que jalarle bolas al dueño y a sus amigos. De ahí salen todas igualitas, con el pelo rapado a los lados, listas para la noche.


Todas las modernas (miles de personas sin importar su personalidad ni criterio) interiorizan que:

- Les gustan los cupcakes (aunque realmente no los comen y puede que ni los hayan probado)
- (Si el bolsillo se lo permite) Tienen cosas de la marca de la manzana y de ser posible usan Instagram. Si no hay plata, igual utilizan los filtros. Sin embargo se harán grandes esfuerzos al respecto ¡Que el transporte público esté lleno de iPhones es la misión!

No me mal interpreten, esta foto me encanta ¡No todo es malo!

- Sus películas favoritas son Napoleon Dynatime y Las Vírgenes Suicidas (bueno, eso las más culticas o las de cierta edad). Las demás dirán que es María Antonieta, que ya la han pasado varias veces por cable; el motivo: "¡Salen unos converse, qué arrecho!"
- Utilizan triangulitos en sus nicks como YCHT. Bueno, eso lo hacían al principio y ya no más aunque claro las que se están metiendo a modernas de ultimitas (en especial las del interior) lo hacen y creen que descubrieron el agua tibia, como esta, que no me cae mal ni nada, de hecho la sigo pero, por Dio mijita, ¿DΔNIEL? y además con un gesto obsceno en la foto realizado con la mano conocido en Venezuela como "pintar una paloma" ¡no sé qué está más pasado de moda!


- Las de cierta edad y con casa tienen siempre algún libro de sillas en la mesa del recibo 
- Su material de lectura: El Retrato de Dorian Gray (en el mejor de los casos), y cualquier cosa Taschen
- En especial las más pobres (que suelen ser todas): Toman cervezas en cualquier garito de mierda donde las vendan baratas (Ejemplos clásicos: los chinos, Juancho en Chacao y La Excelente)
- Preferiblemente estudian diseño (si es de moda mejor) o fotografía
- Piensan que hay que tener un blog de moda o lo tuvieron
- Son fotógrafas
- Necesitan tomarse fotos de cómo van vestidos, y en especial de sus zapatos/ñames (mea culpa, aunque claro, esa foto es de hace 5 años...)
- Les debe gustar la música indie, la música alternativa y folklórica gringa, así como la música de los ochenta aunque a penas la conozcan. Las más jovencitas y medio tierrúas: amar a Lady Gaga y a LMFAO (pronunciarlo, la gran incógnita). En todo caso lo que debes bailar es la música electrónica raver puyúa más estridente que encuentres.
- Aman a La Roux y a Robyn y si son lesbianas intentan en todo lo posible parecerse a ellas (la vanguardia)
- Hay que raparse el pelo a los lados 
- Las más culticas aman a David Bowie y se pintan el rayito cuando pueden. Las que no hacen lo propio imitando a Rihana.
- Romper franelas para convertirlas en camisetas es lo máximo (mea culpa)
- Hay que soñar con irse a vivir a Barcelona o a Buenos Aires
- No hacen nada que no sea de moderna ni escuchan música que no sea de moderna
- Te tienen que gustar los cuadros o los estampados o ambos o si no eres una inculta/vacía/boba/tienes mal gusto
- Si pueden usar pajarita con ropa informal, mejor
- Usar lentes de pasta enormes para ver es cosa fundamental para ellas, no importa que no sean de óptica
- Descargar muchas canciones de lugares rebuscados de Internet para tenerlas ahí, pincharlas y luego ni acordarte de quién las interpretaba es un "must" de las más ociosas.


Bueno, eso así que se me ocurra por arriba.

Gusto aprendido a lo juro: generalmente todo, porque no digo que sean cosas malas pero ¡qué casualidad, a todas les gusta todo eso! Luego al final cuando te metes en sus Facebooks (que suelen tener cuanta red social exista en el mundo) casi todas se quieren ver muy divinas en sus fotos pero las fotos con sus familias delatan sus sencillos orígenes.

En algún momento de mi vida salí con varias modernas recalcitrantes y de verdad qué mal lo pasé; de poner música en el carro y decirme "¡¿Qué cosa tan horrible es esa?!" creyendo que era música pop corriente para luego cambiar de opinión como por arte de magia al ver en la pantallita del reproductor que se trataba de Alphabeat (grupo musical de modernas) y decir "¡Ah, es Alphabeat, qué fino!"
A favor de la verdad también debo admitir que la clase media de por acá no ofrece mejores opciones. De un lado están los que se las dan de sibaritas por acudir a catas de escocés y organizar “vinadas” (palabra ante la que tiemblo por augurar nada bueno), y se creen "gourmets" (también, susto) por comer "pan sueco" (aunque eso no exista en Suecia) y jamón de pavo; y del otro lado están los filisteos de las “curdas” (cervezas), el reggaetón y los alardes como el siguiente que leí en una red social de Internet: "Nuevo record 2 hrs 46 min Caracas - Barquisimeto[3], todo tipo bien!"; yo diría todo tipo sin cabeza, los “panas” (amigos) muertos y el “culito” (la novia dicho en la jerga de los jóvenes capitalinos) con los sesos en el asfalto.

No me odien modernas, pero los lentes esos enormes de pasta están muy pasados de moda. Por lo menos váyanse actualizando porque ya están haciendo el ridículo así como lo hicieron aquellos que durante el esplendor de la modernidad (2007 ¡hace ya 5 años, mis amores!) continuaban usando pantalones acampanados y de quienes se burlaron tanto. Ustedes son las personas más raras que conozco porque terminaron haciendo todo lo que odiaron: quisieron ser alternativos para terminar en el mismo saco de la alternatividad reflejado con claridad en millones de notificaciones cliché en Facebook; quisieron estar a la moda y ahora están terriblemente pasados de moda. Quisieron ser novedosos y ahora están tan pero tan revistos...

Por cierto, los hipsters y las modernas son lo mismo, aunque claro, lo primero refiere más a los heterosexuales y homosexuales con pretensiones de heterosexualidad y lo segundo es más cosa de maricas como yo ¡pero es lo mismo!


Gracias a DJ Rey por enseñarme el video (Mea culpa con la parde de los bracitos porque en su momento -hace 5 años -hice lo mismo -soy el de adelante-; por cierto "Barna" es Barcelona, y como comentó alguien en Youtube "viven" en "Barna" no son de allá) y gracias a aquellos que me ayudaron a escribir la lista de la modernidad.



Hasta el próximo domingo, disfruten de su heladito sabor a pobreza.



[3] La distancia entre Caracas y Barquisimeto es de 374 kilómetros, eso da una velocidad promedio de 135 km x hora, si no hubiese cola, con la cola este hombrecillo ha debido alcanzar en varias oportunidades los 180 km x hora, y sabemos en qué estado están nuestras carreteras; seguro que además andaba en una camioneta ¡Qué orgullo, carajo!

6 comentarios:

  1. Muy bueno el post, aunque por culpa de las modernas, no dejaré de disfrutar de música que tengo tiempo escuchando (añosss)... para mi siguen siendo más que modernas wannabe.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja el "heladito" con sabor a pobreza, esa frase es genial!

    ResponderEliminar
  3. Eres un duro, y bien guapo también. Beeeeso <3

    ResponderEliminar
  4. Un centro de helado de jugo Frica flotando en anís. Eso me dieron una vez en una fiesta los de Unheladito.

    ResponderEliminar
  5. Jaja excelente blog y excelente post! La musica indie y folk no es exclusiva de hipsters!

    ResponderEliminar