domingo, 30 de octubre de 2011

El proceso de la interacción social (aderezado con Internet)

Para mí Este NiñO Ibarretxe (aunque realmente ese no es su apellido, pero dejémoslo vivir en su ilusión equivocada de que un apellido extraño le dará abolengo, así nunca haya ido a una fiesta del Country) es uno de los grandes personajes de la ciudad aunque a pesar de alto y guapo no sea especialmente refulgente (al punto de que amigos míos, inconexos entre sí, lo califiquen de gris, pero lo cierto es que todo el mundo conoce a Este NiñO). Si usted lo conoce probablemente ya sepa de quién se trata, si no, no importa, él no es más que un ejemplo maniqueísta para los propósitos de este blog, y la verdad es que no me debería meter con él puesto que lo vi en el Festival por en Medio de la Calle y se ve que está enfermo... pero igual lo haré (ya tengo el refrito bien adelantado).

La primera de las veces que salí con él estuvo, desde luego, muy rara. Él me contó lo que lo hacía tan especial: durante un considerable periodo de tiempo se dio a la tarea de concertar la mayor cantidad de citas posibles con chicos a los que había contactado a través de Gaydar, vía mediante la cual lo estaba conociendo yo a su vez, eso sí, él incapaz de revelar la identidad de los personajes porque, lo recalcaba insistentemente, no era chismoso, y lo que más le molestaba de los chicos con los que salía era que muchos chismeaban.

Como soy un provocador y cuando veo que alguien asume una postura que no termina de convencerme me radicalizo, le pregunté a Este NiñO si por casualidad conocía a mi ex novio Bochinche de Carne, y contrario a mi instinto me respondió que no. Firme en mi reto, le comenté que si algún día llegase a dar con él que se cuidara que de gente así no se podía esperar nada bueno; pero Este NiñO no me desaprobó por el chisme, que era lo que yo esperaba, especialmente después de haber repetido tanto que las mentes brillantes hablan de ideas, las cualquiera de hechos y las básicas sobre personas.

Dependiendo de cómo me sienta soy capaz de decir que me considero una persona sumamente discreta o, como me dijo mi amigo el esnobista en un arrebato machista, de quién hablaré más adelante “una mujer muy chismosa”. Yo lo llamo el “chisme deportivo”, la habladuría ociosa, que sirve para distraernos y amalgamarnos con el resto, actividad lúdica casi no incorrecta, como puede serlo el burlarse de la poca gracia con la que de acuerdo a su sexo deberían estar benditas las infantas Cristina y Elena. Por poner ejemplos hipotéticos, tenemos comentarios como “¿qué haces tú con la Luis no se quién, si esa es super pasiva?”, o “¿te enteraste de que Pierpaolo, el que se dio los besos con Raquel, la mejor amiga de Víctor, ahora es marica?”. El chisme deportivo, con moderación, es una necesidad intrínseca de todo ser gregario que esté interesado en conservar su salud mental. Manejado con cuidado y sin maldad, resulta inofensivo, divertido e incluso útil, yo me destaco en ello, pero también que para lo importante soy una tumba. Por otro lado, soy amigo de gente que se odia pero, a pesar de ello, mantengo la elegancia y la imparcialidad.

Ojo, que cuando hablo mal de mi ex novio Bochinche de Carne el chisme no es tan deportivo. El Sr. de Carne inventa cosas de mí tan rebuscadas como que en una oportunidad fue organizada una orgía en la que un nutrido grupo de hombres con apariencia de camioneros hizo una larga fila para penetrarme travestido (una escena que, insisto, para nada criticaría yo pero que en realidad no se ha producido ni es de mi interés). Es natural que sienta el impulso de desenmascarar a semejante miserable frente los demás, además, yo, a diferencia de Bochinche, no invento cosas, y, después de haber sido chuleado por él, después de que me haya robado a mí y a mi familia, después de él haberme golpeado y hecho la vida cuadros de las maneras más insólitas a raíz de nuestra ruptura, creo que tengo el derecho de contarle a quien me de la gana sobre su calidad humana.

A lo que voy es que el chisme es necesario o, al menos, no siempre es tan envilecedor como lo pintan, al contrario, puede llegar a ser justiciero. Malsano es el siguiente mensaje anónimo que me dejaron por Internet, público, cual carta abierta1, de estas que antaño se divulgaban en la prensa y mediante las que personajes medianamente notorios y en conflicto se despellejaban unos a otros: “Una vez salí contigo. La verdad eres guapísimo chaval, y muy inteligente, eso es lo que me atrapó y me mantuvo a la expectativa, pero después, poco después, a los 15 minutos, empezaste a destilar veneno de todo el mundo, de las relaciones, a entrar en detalles desagradables sobre otros... eso mató mi emoción y mis ganas.”

Me deprimí un poco y se crearon en mí ciertas inseguridades ¿Es que en realidad era yo capaz de hacer algo así, sin darme cuenta, puesto que por qué una persona diría algo tan feo de mí si no fuese verdad? Luego empecé a entender que el problema no era tan mío como del autor de esas palabras en mi contra, un cobarde al fin y al cabo, incapaz de identificarse, escudado tras el anonimato que brinda Internet y del que hablé con anterioridad. Honestamente en toda mi vida he concertado muy pocas citas, sólo a un chico llegué a verlo únicamente “una vez” y no podía tratarse de él, así que también se trataba de un mentiroso, pero alcanzar esas conclusiones me tomó días de angustia en los que me limité a hablar con los demás del clima y poco más ¿Saben qué es desagradable? Eso: estar demasiado pendiente de lo que uno dice; una conversación no se puede disfrutar así. Poco a poco fui olvidando la cosa hasta que un conocido me vino con el chisme (sí, sí, alguien tan chismoso como yo, aunque no lo admita): “hay alguien que está repitiendo eso mismo que te dejaron escrito, un tal Este NiñO Ibarretxe”. Me tomó sólo segundos darme cuenta de lo torpe que fui durante algo así como dos meses ¡Claro que tenía que ser él! Todo encajaba.

Los moralistas suelen ser las peores personas, o, al menos, las más hipócritas, además de que, habitualmente, reprueban conductas que no son problema de nadie. Muchos de los que se santiguan o asumen posiciones inflexibles en relación con lo que les parece moral, correcto o simplemente mejor, no están más que proyectando sus propios defectos, son unos grandes envidiosos, o simplemente se mueren de ver como otros hacen lo que ellos no se atreven a asumir pero con lo que fantasean. Incluso puede darse el que algún infeliz presente esos fenómenos combinados, es decir, que critique cosas que hace o que quisiera llevar a cabo y que además envidie a quienes sí las hacen. Aplica, pues, lo de “haz lo que digo mas no lo que hago”.Una persona íntegra es aquella que dice y hace lo que piensa y lo que siente. No dudo que haya conservadores íntegros, pero regularmente no es así, o eso es lo que al menos he venido descubriendo con el paso de los años.

Este NiñO, apoyándose en mentiras, proyectaba sus defectos en mí ¿Por qué digo mentiras? “…empezaste a destilar veneno de todo el mundo, de las relaciones, a entrar en detalles desagradables…” Más proyección imposible ¡si eso fue lo que él hizo durante nuestra primera cita (de las 4 que tuvimos)! Se rasgó las vestiduras por la manera inmoral como, según él, actúan los homosexuales, quienes, a pesar de ser uno, considera “piltrafas”. ¿Cómo no esperar de ese sujeto una cosa así? Desde mucho antes de leer el mensaje que me dejó ya yo tenía que haberme dado cuenta de que estaba en presencia de un moralista hipócrita; el primero en criticar la promiscuidad, hasta llegar al ridículo de decir que es virgen, pero entonces, cuando le pedí que donara sangre para mi papá, se negó porque había estado “portándose mal” y desde hacía tiempo que no se había hecho una prueba de VIH. Estamos hablando de un hombre que se afinca en decir que el chisme es lo peor de este mundo, pero lo que digo yo ¿estar regando por ahí que soy un chismoso acaso no es un chisme?

Sobran Estos NiñOs: tener pluma está mal cuando tienen pluma, hablar de los demás está mal cuando también lo hacen, el sexo sin compromiso es inmoral y sin sentido cuando lo practican; moralistas de un corrompido concepto de la perfección dispuestos a robarles las energías a los demás para hacer que el resto del mundo sea tan infeliz como ellos, porque no hay nada peor que un reprimido, ni nada más triste que alguien que no se siente bien consigo mismo o con lo que hace. ¿Que no debería importarme lo que piensa la gente? ¡Claro que me importa! Vivimos en sociedad, dependemos de los demás.

Y, en fin, recordemos que todo esto comenzó con un comentario anónimo que me llegó por Internet; Internet hoy en día es más que buscar parejas sexuales y novios, es más que una vía para echar una canita al aire, es un medio de interacción social en donde podemos encontrar líneas exquisitas, como estas: “Mira chica, ya que en el otro foro no se te puede decir lo que es debido dada la censura, pues te escribo por aquí. Te digo que eres la loca más orillera de todo el Cine Urdaneta, en el cual has confesado te la pasas metida dándole 5mil bolívares a cuanto hediondo te hace el favor (…). Procura que te maten pronto de una puñalada por ese culo, que te haga morir desangrada.”1 A pesar de todo ese veneno y ordinariez, es el hecho de que cualquiera pueda decir lo que le plazca es lo que hace a la red un medio tan maravilloso (estoy hablando del medio, no de los mensajes): las personas en la calle difícilmente se digan cosas parecidas, y a eso estoy jugando con estas líneas de domingo.
2 Seudónimo, Cliente VIP, 2007 http://www.network54.com/Forum/565032/thread/1186505524/last-1208393951/MIRA+%26quot;GER34%26quot;,+LOCA+ORILLERAAAAA+DESGRACIADAAAAAAAA pero puede sacar ejemplos varios y en vivo del “Chat de ambiente” del World Wide Web Mipunto.com http://mipunto.com/punto_chat/deambiente.html de donde acabo de sacar estas finuras (20 de noviembre de 2010) que advierto contienen un vocabulario apto sólo para adultos:
<═╫[♠]╫─≥¥ФŷØ
ګ─•►
> AL CULEON LE HACEN SEXO ORAL EN SU BICICLETA PORQ CARRO NO TIENE
<.....> callate arrabalera
<.....> puta marica
<QUIERO UNA COJIA> ESTOY EN MARCY EL LIMON Y BUSCO UN PANA ACTIVO QUE SEA BIEN NADA DE MARJINALES (…) Y QUE TENGA SITIO O CARRO PARA TENER SEXO YA
<.....> mas marginal eres tu puta cojia

No hay comentarios:

Publicar un comentario